Peligros del exceso de velocidad Ensayo

Miles de personas mueren en accidentes de tráfico cada año. El exceso de velocidad es un factor que contribuye a los accidentes de tráfico resultantes. El exceso de velocidad reduce la cantidad de tiempo disponible necesario para evitar un accidente. También aumenta la gravedad del accidente, lo que provoca bajas generalizadas. Exceder el límite de velocidad es el error más común en accidentes mortales. Un límite de velocidad es la velocidad máxima permitida a un vehículo en carretera por ley. Los límites de velocidad se aplican en diferentes modos de transporte para evitar accidentes y colisiones fatales. Los límites de velocidad varían según los tipos de carreteras y carriles. Las áreas residenciales y de mercado generalmente tienen un límite de velocidad máxima más bajo.

El límite de velocidad es más alto en las autopistas interestatales, que se utilizan principalmente para el movimiento de vehículos. Impacto del exceso de velocidad «Exceder el límite de velocidad publicado o conducir rápido es la razón principal detrás de casi un tercio de todos los accidentes. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), los accidentes relacionados con el exceso de velocidad causaron 13,192 muertes en 2004» (NHTSA, 2005). Los costos económicos de los accidentes que implican exceso de velocidad son mucho más altos. «Según el Instituto de Seguros para la Seguridad en Carreteras (IIHS), cuando la velocidad aumenta de 40 mph a 60 mph, la energía liberada en un accidente se duplica.

Se ha observado que cuando se elevaron los límites de velocidad en muchos estados de los Estados Unidos en 1996, las velocidades de viaje aumentaron y los accidentes de tráfico causados por vehículos motorizados aumentaron en un 15 por ciento en esos estados» (IIHS, 2004). «La mayoría de los conductores involucrados en accidentes relacionados con el exceso de velocidad tienen entre 15 y 20 años de edad» (NHTSA, 2005). Esta es una tendencia preocupante, ya que la generación más joven está aumentando mostrando irresponsabilidad mientras conduce en la carretera. Se ha notado que el alcohol y el exceso de velocidad están relacionados entre sí. La mayoría de los accidentes ocurren debido al consumo de alcohol entre los conductores.

Las leyes de exceso de velocidad varían de un estado a otro en los Estados Unidos. Parece que la mayoría de la gente tiende a conducir por encima del límite de velocidad. «Cada vez que los estados aumentaban su límite de velocidad, la velocidad promedio en las autopistas y autopistas interestatales aumentaba sustancialmente. Los Estados que elevaron los límites de velocidad fueron testigos de más accidentes y muertes fatales» (IIHS, 2004). «La mayoría de los estados de los Estados Unidos han aumentado los límites de velocidad a 70 mph o más en las carreteras y autopistas» (NHTSA, 2005). El uso excesivo de drogas durante la conducción es otro factor que conduce a accidentes en la carretera.

Los conductores jóvenes pierden el control bajo la influencia de las drogas y recurren al exceso de velocidad del vehículo. Este es un problema creciente, ya que los jóvenes olvidan que los medicamentos pueden tener un impacto grave en su conducción. Los peligros reales del exceso de velocidad El exceso de velocidad es un problema mundial. Todos los países del mundo son testigos de casos de conducción temeraria, exceso de velocidad y accidentes en las carreteras. En la mayoría de los países, los accidentes de tráfico se han vuelto muy comunes y se producen con mayor frecuencia. A pesar de las normas y reglamentos, la reducción de la tasa de mortalidad no se pudo reducir.

El número de muertes y lesiones graves ha hecho que la gente se muestre escéptica sobre la seguridad del sistema de transporte. «Estados unidos tiene el mayor número de muertes en el mundo. Aunque muchos países del mundo han logrado una reducción de las muertes relacionadas con el exceso de velocidad, los Estados Unidos no han logrado la reducción» (IIHS, 2004). El exceso de velocidad tiene un impacto severo en algunos usuarios de la carretera, como los peatones o los ciclistas. Cuando un vehículo de motor que viaja a una velocidad más rápida choca con un ciclista o un peatón, tienen pocas posibilidades de sobrevivir.

Conducir a una velocidad más baja aumenta la probabilidad de detenerse a tiempo para evitar una colisión con una persona, vehículo u objeto. También reduce la gravedad del impacto y las lesiones. Las zonas con actividades para peatones y ciclistas se consideran de riesgo debido al creciente número de accidentes de tráfico causados por el exceso de velocidad. Las zonas escolares también entran en esta categoría. A menudo se observa que a pesar del límite de velocidad máximo prescrito en las zonas escolares, los conductores incumplen las reglas y conducen por encima del límite de velocidad máxima.

Este tipo de conducción impetuosa conduce a accidentes de tráfico donde los niños en edad escolar son los que más sufren. Adelantar es otra razón de exceso de velocidad en carreteras y autopistas rurales. Hay muchos accidentes de adelantamiento que causan muertes o lesiones graves. Por diversión o competencia, la gente pone su vida en peligro. No se dan cuenta de las consecuencias al acelerar sus vehículos para adelantarse unos a otros. Debido a la alta velocidad involucrada, las lesiones a menudo son más graves o mortales. Necesidad de establecer un Límite de velocidad Adecuado La mayoría de los conductores son conscientes de las velocidades correctas que son seguras de usar.

Los ingenieros de tráfico han desarrollado una nueva regla llamada regla del percentil 85. «La velocidad del percentil 85 es la velocidad a la que el 85 por ciento de los automovilistas conduce en una carretera en particular que no se ve afectada por atascos de tráfico o malas condiciones climáticas. Esta velocidad es considerada segura y razonable por la mayoría de los automovilistas. Establecer un límite de velocidad por debajo de la regla del percentil 85 suele ser seguro y correcto» (IIHS, 2004). El límite de velocidad es una parte importante de la estrategia de seguridad vial que reduce los peligros potenciales del exceso de velocidad. Crear conciencia sobre los Peligros del exceso de velocidad

Aumentar la conciencia sobre los peligros del exceso de velocidad es muy importante para evitar los accidentes en las carreteras, que causan la pérdida de vidas valiosas. El primer paso debería ser el desarrollo y la realización de campañas públicas para fomentar el cumplimiento de los límites de velocidad. Los gobiernos y las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley revisan periódicamente los límites de velocidad. Una serie de programas de comunicación y educación son esenciales para garantizar que los automovilistas sigan las pautas establecidas para ellos. Se deben desarrollar campañas de sensibilización para educar a los conductores sobre la necesidad de respetar los límites de velocidad mientras conducen en las carreteras y las consecuencias del exceso de velocidad.

Tomar la ayuda de la tecnología para atrapar a los conductores negligentes puede ser beneficioso en gran medida. El radar fotográfico de velocidad y el sensor se pueden usar para verificar el exceso de velocidad. La campaña pública es muy importante para reducir los incidentes relacionados con el exceso de velocidad. Debe alentarse a los fabricantes de vehículos a que promuevan un comportamiento responsable del conductor y aceleren el cumplimiento de las normas mediante anuncios publicitarios. Las responsabilidades de los conductores Para reducir los accidentes relacionados con la velocidad, ya sea la habilidad o el conocimiento, no son suficientes. Imponer un comportamiento apropiado a los conductores es igualmente importante.

Si bien las habilidades y los conocimientos se pueden impartir a través de una mejor educación, se debe hacer cumplir el comportamiento apropiado como parte de las políticas de seguridad. Los conductores que conducen a una velocidad más alta arriesgan su propia vida y la de los demás. Un conductor responsable nunca cruza el límite y cumple con las normas de seguridad. Los conductores deben tener cuidado al conducir en áreas residenciales, zonas peatonales y zonas escolares. Es responsabilidad de los conductores garantizar la seguridad en la carretera. Conclusión La seguridad vial sólo puede lograrse controlando el exceso de velocidad.

Cada persona tiene la responsabilidad de evitar accidentes tomando las medidas necesarias. Los ingenieros tienen que asegurarse de que las carreteras estén diseñadas adecuadamente para un funcionamiento sin problemas. Los conductores y peatones deben estar alertas y obedecer las reglas de tránsito sin ninguna violación. El papel de la policía y de los tribunales también es muy importante. Tienen que asegurarse de que las normas de tráfico se apliquen de manera efectiva. Si todo el mundo trabaja de manera responsable, el problema del exceso de velocidad se puede contener, si no eliminar por completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.