Atrofia muscular en Ratones Diabéticos de Tipo 2 [cursiva]db/db[/cursiva]

Atrofia muscular en Ratones diabéticos de Tipo 2 db/db La pérdida muscular es una complicación grave de las enfermedades resistentes a la insulina y contribuye sustancialmente a la morbilidad de los pacientes. Sin embargo, el metabolismo de las proteínas musculares en la obesidad y la diabetes mellitus tipo 2 ha sido poco estudiado. Abordamos esta pregunta en ratones db/db como modelo de diabetes tipo 2. Los niveles de azúcar en sangre y de insulina fueron altos en comparación con los ratones de control littermate. Con este modelo, encontramos: 1) atrofia muscular significativa porque se mide como liberación de tirosina de músculos aislados de lenguado (fibra roja), EDL (extensor digitorum longus) y plantaris (fibra blanca). Además, se confirmó nuestro reciente descubrimiento de la necesidad de activación de la caspasa-3 en la degradación mediadora de proteínas (JCI, 2004). Finalmente, hubo un aumento de la actividad del proteasoma (El principal sistema que degrada las proteínas en el músculo). 3) La vía de señalización celular que media estas respuestas es similar a la que encontramos en un modelo de diabetes tipo 1 (JASN, 2004), la actividad de la fosfatidilinositol 3-quinasa asociada al IRS-1 disminuyó. 4) La mejora de la sensibilidad a la insulina mediante la administración de rosiglitazona invirtió en gran medida el aumento de la pérdida muscular, la degradación de las proteínas y la deficiencia de la actividad de la quinasa PI 3 asociada a IRS-1. 5) También tenemos evidencia de que la pérdida muscular resultante de la disminución de la regeneración muscular en ratones con obesidad (db/db). En primer lugar, la capacidad de regeneración muscular disminuyó después de una lesión muscular en ratones db/db; en segundo lugar, los marcadores de regeneración muscular (MyoD, mCad) disminuyeron en el músculo de ratones db/db. Creemos que esta pérdida muscular es un efecto directo de las señales del metabolismo de los lípidos. Los lípidos se acumulan en el músculo de los ratones obesos y el nivel de adiponectina (una proteína que aumenta la oxidación de ácidos grasos y disminuye las citoquinas inflamatorias) es bajo en el suero de los ratones db/db. Concluimos que 1) la diabetes tipo 2 causa atrofia muscular al estimular la degradación de proteínas en el sistema ubiquitina-proteasoma. 2) la acumulación excesiva de lípidos en los músculos y/o las adipocitocinas circulantes median el metabolismo y la regeneración de las proteínas musculares en la obesidad. 3) La rosiglitasona podría ser un tratamiento para este problema. JUAN DING, QUGAN ZHOU, XIAONAN H. WANG. 2500-PO Atlanta, GA. Fisiología integrada-Músculo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.